Es licenciada en Derecho y tiene un master en Recursos Humanos, pero lo suyo es hacer tocados. Tocados con mucha cabeza POR CLARA GUZMÁN Es un torbellino de ideas con sustancia. Tiene 24 años y parece que ha vivido un siglo. Julia Ruiz Guzmán llega de Los Palacios- Villafranca y no da puntada sin hilo. Es a la vez diseñadora, relaciones públicas y experta en marketing; o sea, una vendedora nata, una mujer orquesta que toca todos los palos. Licenciada en Derecho hizo sus correspondientes prácticas con el procurador Ignacio Núñez Ollero y luego un master en Recursos Humanos. Pero mientras tanto su cabeza no paraba de idear tocados, sombreros, cintas. Una afición que ha derivado en negocio, pero un negocio no exento de una aureola de novelería, que no deja de ser un gancho para la clientela.

Julia Ruiz Guzmán (sin parentesco directo con la periodista, pero habría que tirar del árbol genealógico) abrió su taller showroom el pasado junio en la Avenida Cruzcampo, 5, en una de las pocas casas palacio de la Exposición del 29 que se mantienen en pie, y que además es propiedad de su familia. Una familia que está presente hasta en el nombre de este singular local: Rubín de Célis. Es el apellido de unos antepasados que emigraron a Guatemala. Allí prosperaron y adquirieron varios cafetales, pero los mataron en una de las guerrillas que asolan el país Pero los que están vivos son los Begines, tíos carnales de esta inquieta sevillana, que no dudan en echarle una mano. Pepe, el vocalista de No me pises que llevo chanclas me llevó gente conocida a la inauguración de la tienda y también cuento con la ayuda de Álvaro, el director de cine. Sí, el de ¿Por qué se frotan las patitas?

La afición de Julia a las telas y a los adornos que dan vida a tocados, alas y cintas también tiene su origen en la familia. Mi tatarabuela era una modista muy conocida en Los Palacios. Se llamaba Pura Canga- Argüelles Pérez, que a su vez era la madre de Los de Pura como le decían cariñosamente a sus hijos: Rafael el de Pura Narcisa la de Pura muy conocidos en Los Palacios y en Sevilla en sus tiempos porque formaban parte de la familia que fundó la empresa de transporte de autobuses Los Amarillos

Así que de tal palo… Julia triunfó hace cinco años en Sicab al llevar un broche de su factoría. Un broche que captó la atención de sus amigas y que le dio el impulso necesario para llevar a cabo su propósito. Y su propósito no era otro que dedicarse a tiempo parcial pero con intensidad- -es de las que cree en el lema: diversificar en los negocios es triunfar, por eso estudió Derecho- -a la artesanía de crear tocados. Empecé a hacer cursos pero no puedo decir dónde, porque en este gremio la competencia es feroz y nadie puede revelar sus secretos, aunque sí puedo decir que a finales de octubre voy a seguir un curso para adornos de tocados, en la London College of Fashion Dice Julia que los tocados, las alas y las cintas charlestones son lo que más se lleva en la actualidad, porque la pamela ha dejado de vivir sus momentos de gloria. Los años 20 es la época cumbre del tocado y en ella me suelo inspirar para crear sobre todo las cintas tipo charlestón, que son las más demandadas por mis clientas, sin olvidarnos de los puntos de tocados o los tocados montados en canillas. Los tocados tienen más variantes que las pamelas, estilizan a una bajita y le dan vistosidad a una alta.

Alquiler de tocados

¿Para qué comprarse un tocado para una boda si en Rubín de Célis lo alquilan? Es el mismo proceso que los chaqués. Los alquilo el viernes y lo devuelven el lunes, si la clienta está en Sevilla. Si el acto es fuera el plazo es mayor. Hay que pagar una fianza de 20 euros, que será devuelta a la entrega del tocado, y los precios del alquiler van desde los 25 hasta los 100 euros. Por ahora todo el mundo los ha devuelto en fecha y hora y en perfecto estado de revista Desde 25 a 100 euros se puede alquilar un tocado para ir a una boda, previo pago de una fianza de 20 euros En Rubín de Célis se pueden adquirir o alquilar todo tipo de tocados

Ver noticia completa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.